Recomendaciones para nadar con seguridad en aguas abiertas

Campaña Swim Secure “Nada seguro sea donde sea”

Hola a tod@s.

Hoy queremos daros una serie de recomendaciones para nadar con seguridad en aguas abiertas. No hay que ser un gurú para saber que nadar en aguas abiertas, no  es lo mismo que  nadar en una piscina. La natación en mares, lagos o ríos es bastante diferente a la natación en un entorno cerrado y controlado donde las aguas están calmadas. Sin embargo, esto no quiere decir que sea difícil o imposible, ni siquiera para un principiante.

El nadador, sobre todo cuando da sus primeras brazadas en aguas abiertas, lo único que debe tener en cuenta es que la principal complicación de nadar en el mar es que no solo dependes de ti, sino también de la corriente, del oleaje, del tiempo y en definitiva de una serie de factores externos ajenos al deportista.

Practicando natación en aguas abiertas en la Costa Brava.
Practicando natación en aguas abiertas en la Costa Brava.

Recuerda que, precisamente estos factores externos serán tus principales enemigos en aguas abiertas. Pero no sufras porque también pueden llegar convertirse en tus mejores aliados, si consigues dominar la técnica. El otro inconveniente de la natación en aguas abiertas, es que al no nadar en un espacio delimitado, es fácil llegar a perder la orientación y además chocarse con otros nadadores, especialmente en competición.

En Swim Secure queremos que nades tranquilo y confiado, por eso vamos a ofrecerte una serie de normas básicas para nadar con seguridad en aguas abiertas.

Principios básicos para nadar con seguridad en aguas abiertas

  1. A diferencia de cuando nadamos en una piscina donde hay una persona para socorrernos en caso de necesidad, en aguas abiertas no tiene por qué haber socorrista. Por eso, es muy conveniente que cuando vayamos a entrenar lo hagamos siempre acompañados por alguien que pueda echarnos una mano en una situación de apuro.
  2. Llevar a nuestros entrenamientos una boya Swim Secure. Cómo ya explicamos en un artículo anterior las boyas Swim Secure nos dan visibilidad y  sirven como flotador. Además, nos permiten llevar cosas en el interior.
Campaña Swim Secure “Nada seguro sea donde sea”
Campaña Swim Secure “Nada seguro sea donde sea”
  1. Ante cualquier tipo de imprevisto lo más importante es no perder la calma. Mantenerte tranquilo en caso de sufrir un calambre o sentir fatiga mientras nadas en aguas abiertas, puede ayudarte a superar con éxito la situación.
  2. El tiempo y la temperatura pueden condicionar mucho tu rendimiento. Por eso lo días de frío te recomendamos que nades con traje de neopreno.
  3. No te confíes y sé cauto. Aunque seas un nadador experimentado no te adentres demasiado en el mar para evitar riesgos innecesarios.
  4. Para evitar que los factores externos nos ganen la carrera, hay que nadar cuidando la técnica desde el primer momento. Además es la mejor fórmula para evitar cansarnos gratuitamente en cada brazada que demos.
  5. En natación la respiración siempre es muy importante. Pero cuando se practica este deporte en aguas abiertas aún lo es más. Para respirar con seguridad debes fijarte en las olas que vienen hacía ti y respirar por el lado contrario. Además así evitaremos tragar mayor cantidad de agua.

El peor de los riesgos es no atreverse a hacerlo.  Así que no lo pienses más y lánzate a nadar.

Si te ha resultado útil este artículo comparte, muchos nadadores te lo agradecerán.

Hasta la próxima semana, swimmers.